Fabrica de maquinas industriales para confeccion textil

Realizar un taller de confeccion textil

1.- LA IDEA DE NEGOCIO.

Nuestro objetivo inmediato es crear un negocio minorista dedicado a la confección de prendas de vestir.

2.- IDENTIFICACIÓN DE LOS/AS EMPRENDEDORES/AS

El perfil más adecuado para llevar a cabo este proyecto suele corresponderse con personas jóvenes o de mediana edad, fundamentalmente mujeres, con conocimientos sobre corte y confección de prendas textiles y sobre el manejo de la maquinaria necesaria para el desarrollo de la actividad.

3.- DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO-SERVICIO/EL MERCADO

• EL PRODUCTO O SERVICIO:

La actividad principal que suelen desarrollar los talleres de confección textil suele consistir en el cosido de piezas previamente cortadas por el cliente para el que se trabaja (generalmente una empresa comercializadora).

Estas piezas suelen formar parte de prendas de vestir de caballero, mujer o infantil así como ropa íntima y ropa laboral en función de cuales sean las prendas que comercialice el cliente.

Respecto al desarrollo de las actividades, tal como hemos descrito anteriormente, este tipo de empresas se encarga de realizar sólo una parte del proceso productivo sin realizar el diseño ni el patronaje de las prendas. De este modo, las tareas que se desarrollarán en la empresa serán las siguientes:

Preparar máquinas, materiales, útiles y herramientas.
Confección de las prendas.
Recepción de los materiales.
Preparación de las piezas.
Costura de las distintas piezas.
Realización del acabado de la prenda verificando que ojales, botones y presillas esté en la posición y con la calidad exigida, disponiendo remaches, adornos y otros accesorios, de forma uniforme y exacta.
Almacenaje de las prendas confeccionadas.
Un aspecto importante a tener en cuenta es el carácter cíclico de la industria de la moda y el hecho de que en plazos fijos y relativamente cortos, generalmente cada seis meses, las empresas se ven obligadas a producir cuanto se les exige (no debemos olvidar que la producción la marca el cliente, al igual que el precio de la prenda).

Cada temporada significa volver a iniciar todo un proceso productivo; ello trae consigo épocas de sobreabundancia de trabajo y épocas de escasez, con consecuencias desestabilizadoras.

Por otra parte, es muy importante prestar un servicio de calidad, no sólo referente a los materiales que se usen (generalmente el taller sólo aporta las agujas, el hilo y otros elementos).

• EL MERCADO

Según la evolución de la cesta de la compra, el gasto en textil se sitúa en cuarto lugar de importancia en la renta familiar al tercero.

El 37,5% de la facturación textil procedió de la venta de prendas de mujer; el 32,3% de la ropa de hombre; el 20,9% del textil para el hogar, y el 9,3% de la ropa de niño.

En este sector hay que tener muy presente la existencia de un importante componente estacional: las rebajas. Así, el 18% de las ventas del sector textil se concentran en las ocho primeras semanas del año.

Este sector se ve afectado por la evolución de los ciclos económicos, de manera que en épocas de recesión los niveles de consumo descienden y en épocas de expansión las ventas se incrementan.

En conclusión, esto hace que la demanda del tipo de negocio que se estudia en este proyecto sea bastante considerable.

• LA CLIENTELA

En estas empresas podemos distinguir dos tipos de clientes:

Grandes clientes, generalmente fábricas y comercializadoras.

Como se ha señalado anteriormente, este tipo de empresas suelen trabajar para un único cliente, siendo excepcionales las cooperativas de confección textil que tienen más de un cliente. Por este motivo, el cliente tiene un gran poder de negociación frente a la cooperativa ya que es el que fija los precios, los volúmenes y los periodos de producción.

Otros clientes.

El taller puede coser para responder a las necesidades de pequeños comercios del barrio o de la localidad donde se ubique, realizar encargos para particulares e, incluso, en algunos casos realizar una producción para comercializarla directamente.

• LA COMPETENCIA

La competencia estará formada por los talleres que se dedican a realizar las tareas de confección textil. Principalmente habrá que considerar a las empresas situadas en el mismo ámbito de influencia, si bien cada vez es más patente la existencia de competencia con países en vías de desarrollo donde los costes de mano de obra son mucho más económicos como es el caso de Marruecos y países asiáticos.

• PLAN DE VENTAS

En general este tipo de empresas no suelen hacer publicidad para darse a conocer, no obstante se anuncian en guías informativas y otros medios locales, o revistas especializadas.

También hay que subrayar la efectividad de la difusión por parte de los propios clientes. Las pequeñas empresas se ven favorecidas en el contacto con clientes al trabajar en colaboración con otros gremios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *